Language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 4 de noviembre de 2012

Mil y una razones.

Con ganas de deshacer la cama llegó a su habitación, tenía sed de un poco de amor y en su rostro se dejaba ver que no iba a dejar pasar má  s tiempo. Se tiró en la cama y echándose a reír removió todas las sabanas bien puestas hasta que no quedaba rastro de orden en aquella habitación. Él se hacía siempre un poco el enfadado en estos casos pero en verdad le encantaba que ella perturbara su maniático orden. Se abalanzó sobre ella y en una lucha de besos y cosquillas la pasión logró escapar, y la felicidad por cada segundo era más notable. Después de cariños, besos y lujuria aquello ya había perdido el nombre, derramaron su pasión y la impregnaron con olor a sexo.
Arepas con gofio, tortilla de papas, palomitas de mantequilla, besos a oscuras y tardes sin ropa ...

Él la acarició con fuerza entre sus brazos y con los pies enredados en los de ella se dejó dormir. No la soltó en toda la noche y cada vez que su sueño se aligeraba un poco la apretaba aún más                    
CON GANAS DE QUE FUERA SUYA PARA SIEMPRE.

        (...) Buenos días princesa.

3 comentarios:

  1. Esta entrada me gusta más, Aroa. Si describieras más los detalles de los previos a la penetración (o penetraciones), detalles de la cópula y lo que sienten los amantes, sería genial, loca. ¡Felicidades por atreverte por fin a hablar de sexo! Tú eres un ser lleno de una pasión sexual sin límites y debes expresar lo que sientes.

    ResponderEliminar
  2. Julio, esta usted muy obsesionado con el sexo por lo que parece, no es así? Porque no se crea o si tiene un blog me lo pasa en el que hable sobre sexo. Me gusta que comenten mis entradas y sean críticos con ellas pero cuando comentas varias veces entradas distintas en las que siempre hablas de lo mismo como que me empieza a mosquear un poco. Reciba usted un saludo ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué haces, Aroa? ¡Uy como se pica! ¿Ahora me llamas de usted? He comentado entradas que me interesan. ¿No estamos todos obsesionados con eso tan maravilloso llamado sexo? Reciba un saludo usted también y la felicito por esta interesante entrada

      Eliminar

*Grandes sonrisas*