Language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 7 de junio de 2011

Ritmo de felicidades.

Era una tarde normal, como otra cualquiera a la que.. yo llamaba normal porque desde hacía tiempo que mi rutina se basaba en estar triste y mirar una pantalla esperando a que apareciera algo que me llamará la atención, tal vez buscaba un príncipe, pues suelo ser muy caprichosa, sí tal vez sea eso. Sonó el detonante sonido de el teléfono, y deseosa dejé el portátil ya caliente encima de la cama, alargué mi brazo y lo cogí impaciente. Era ella, sí, era mi mejor amiga, estaba ansiosa por hablar con ella, había tantas cosas que deseaba contarle, como que ...  y también que ... ah si y que ... . No mentira, no había nada que contar ¿qué tenia de nuevo? nada, todos los meses atrás desde que el se había alejado de mi, eran una autentica monotonía. Se río, contenta, eufórica.

+ ¿Nena? ¿Qué pasa?
- Jajajajaja.
+ Cuéntame Esme, ¿que pasó? jajaja
- ¡Cariño!, adivina adivinanza :)
+ Mira o me dices ya o ...
Antes de terminar la frase que tenia planeada decirle y que era ya tan típica, soltó.
- Me tendrás a tu lado el día de tu cumpleaños.
+ No, no, no. ¡Júramelo! ¡Júramelo! ¡Júramelo!
- ¡Te lo juro nenaaaaaaa!
+ ¿Sabes que es el mejor regalo de cumpleaños del mundo no? TE AMO, TE AMO.

Colgué el teléfono aún sin haberme creído lo que me había dicho, no podía ser verdad, todo estaba tan gris, y de repente un rayo iluminó el camino, fue la primera alegría en meses. Desde entonces he sido más positiva, me ha ido mejor, cada vez más llena.

Seguía pensando en él, como podría negarlo, aún pienso que nada más bonito pasará por mi vida dejando huella con tan poco paso. Pero voy avanzando, poco a poco, cada vez se abre mas la brecha por la que pasa la luz. Hoy he presenciado algo parecido a aquel momento ... quien sabe, alomejor, tal vez, quizás, este verano sea un gran verano.

1 comentario:

  1. Tu y yo somos una solamente, no importará jamás nada en la vida, siempre que tu estés a mi lado. Eres el mejor regalo que me pudo dar el destino y no hay formas posibles de darte las mil y una gracias que llevo tanto tiempo guardando. Simplemente dime adonde y yo iré contigo, porque a tu lado no existe el miedo. Eres... mi razón de existir.

    ResponderEliminar

*Grandes sonrisas*