Language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 24 de junio de 2011

¿Jugamos al escondite?, amor

Me conozco y sé que si me gustan sus besos, si me gusta su forma de reirse y su forma de mirarme, me va a gustar todo. Entonces comencé a hacerme la dura, no queria que notara mi empeño en conocerlo mejor, en pasar tiempo a su lado. Hubo un par de días en los quedamos en mi casa, pasamos un rato agradable lleno de momentos inquietantes a la hora de mirarnos a los ojos, existía una fuerza de atraccion inmensa. Fue y es mi amigo, uno de los mejores. Pero yo siempre tendria aquel sentimiento oculto, tan escondido que ni siquiera yo sabia que existiria hasta que un día ... Derepente él estaba con otra, al principio no lo notas sólo te ries y lo felicitas, luego empiezas a acercarte más a él, te vas dando cuenta de que te importa más de lo que piensas, de que te gustaría ser aquella chica afortunada que se lo gano con 1 mes de paliqueos. Celos y celos, entonces te apresuras y le dices que te gusta, pero no lo solo eso, para colmo le añades un mucho, porque estás desesperada no soportas verlo con otra. Además el está mal con ella ...


Era la típica amiga simpatica, y me pidio un favor, y así fue, empezo a trabajar con mi madre. Las miradas intensas cada vez que me pasaba por alli eran tan profundas, los besos apresurados en el hombro, las sonrisas y las risas, las peleas, los te quieros. Todo ello llevo a que me gustara muchisimo más y no pudiera aguantar las ganas de besarlo, las mismas ganas que tenía él. Al día siguiente él ya no estaba con la novia, no se si me tenía que alegrar como el lo estaba o tendría que guardar algo de luto, decidí dejarlo estar, no dije nada.

Al día siguiente lo volvi a ver, si ayer las miradas eran intensas las de ese día fueron aún más. Salio de trabajar, y yo esperaba impaciente a que el se quitara el uniforme para disponerme a salir justo un minuto antes que el, para que mi madre no se percatara de lo que se movia lejos de aquel local. Salimos, lo llame y nos besamos detrás de su coche, tenemos que escondernos, nadie puede saber que nos queremos. Es algo muy emocionante, y a la vez un tanto complicado, es un amor en secreto que corre a voces en la intimidad ...

3 comentarios:

  1. bien una historia conmovedora y maravillosa llebna de amor, pasion y sentimientos encontrados... creo que quien pueda presumir de una historia como esa puede presumirque ha conseguido su felicidad o no?

    ResponderEliminar
  2. Tal vez sí, o tal vez no. El hecho de tener que esconderse es algo que aveces complica las cosas. Es mi hecho real, y vivo en una isla de 268 km², y 11.000 habitantes a los que le gusta mucho hablar, es complicado.

    ResponderEliminar

*Grandes sonrisas*