Language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 30 de mayo de 2011

Cuestión.

Había una luna preciosa, de hecho hacía tiempo que no la veía tan brillante, o quizás era la ilusión que me corroía por pasar una noche magnifica junto con las dos chicas más especiales de mi vida, mi novia y mi mejor amiga. Carmen que así se llama mi novia llevaba un vestido rojo, que combinaba perfectamente con los labios amoratados de mis besos, mientras que sin esfuerzo alguno mi mejor amiga llevaba uno negro que le apretaba la cadera resaltando las preciosas curvas que poseía. Llevaba tiempo esperando este momento, ya que el estrés de los exámenes y las ganas incontrolables que tenia de pasar una noche junto con ellas eran necesarias para estar ansioso de aquella noche mentirosa. Mi novia bebió, yo también bebí, bebió mi mejor amiga, y luego bebí yo más, trago, tras trago acabamos borrachos y, cansados nos sentamos en un banco recién decorado con motivos de romería. Lucia, que así se llamaba mi amiga estaba peor que cualquiera y en un momento de locura me planto un beso suave en los labios. Mi novia llorando por haber presenciado ese fastidioso momento la separó de mi y se fue sin mediar palabra alguna. Corrí tras ella, sin cuestionarme el porque de aquel repentino momento, ya que sabía en el estado en el que se encontraba Lucy. Ella gritaba, y se empapaba en lágrimas, mientras que yo intentaba calmarla con el fin de explicarle la situación, fue inútil, estaba demasiado enojada y opte por ir a hablar con mi mejor amiga. Nada más sentarme me pidió perdón y me planto otro beso en el cual no se porque yo participé. Ya mi novia calmada volvió y arreglamos las cosas, entendiendo ella el motivo de aquello. Ahora me encuentro en casa, justamente acostado en mi cama mirando al techo, pensando ... el porqué de ese segundo y maravilloso beso.

sábado, 28 de mayo de 2011

Distancia.

Mano con mano, labio con labio, cada vez estamos más cerca, pero te siento tan lejos. Beso a beso y caricia a caricia tus dedos se alejan más de lo previsto. Lado a lado, dormimos sin las buenas noches, intento ser fuerte pero esto me puede, quiero encontrarme contigo de nuevo en aquel momento que nos unio por primera vez, sentir tu calor, bajo la luna, y mostrarle mi amor a la boveda celeste que me alumbra todas las noches. Solo amame hasta que amanezca porfavor, quiero encontrarme mejor, quiero encontrarte .... Sólo en esta pequeña cama nos alejan miles y miles de kilometros de aquellas estrellas que alcanzabamos con tanta facilidad, sin necesidad de besos.

jueves, 26 de mayo de 2011

Hermano.

Hoy me he dado cuenta de algo, no eres un primo, eres un hermano. Después de tanto tiempo y haber pasado tantos momentos juntos, desde mis apresurados besos negados, a nuestras locuras, a nuestros momentos de apoyo, tus broncas, las mías, tus risas, las mías, tu llanto con el mío. Compartes mis penas y mis alegrías, eres mi hermano. Por todo lo que te quiero y porque por tí yo daría mivida. Por que sabes que puedes contar conmigo para cualquier cosa. Te quiero.

lunes, 23 de mayo de 2011

You're my worst drug

Libertad, que concepto tan extraño suena pronunciado de mi boca ¿que es? en estos momentos de mi vida me aferra el hecho de un futuro, de la felicidad de mi mañana, me investigo a mi misma y descubro mi exclavitud hacia él, eso, esa cosa, aquello, y eso otro. Sobre todo a ti, mi adictiva droga. Empezaste siendo mi diversión, empecé a necesitarte luego, poco a poco me hacia más y más adicta a ti y ahora estoy consumida por tus besos escondidos en el tiempo, aquellos mismos que tubieron el coraje de esfumarse dejandome sin fuerza alguna. Tus besos mi veneno. Tu mi perdición.

sábado, 21 de mayo de 2011

Tal vez, quizás, alomejor, puede.

Hoy, otro día más un día que tendria que ser especial si tu estubieras a mi lado. Sí, lo sé, ¿cómo todavía te tengo en mente? ha pasado ya mucho tiempo, me doy cuenta de ello. Aún pongo las canciones embajonentes en mi ipod y pienso en ti, en la forma en la que me acariciabas, me besabas, me abrazabas, me dabas la fuerza que día a día necesitaba para empezar el nuevo día con una gran sonrisa. Esa sonrisa tan esplendida que tu mencionabas de maravillosa me la robaste, te la llevaste sin pedir permiso, y ... ¿ahora? ¿que hago sin ella? sabes perfectamente que la necesito, mi rostro se ve vacío y sin luz. Como le sonrio ahora al sol para que pueda devolvermelo con rayos que me vuelvan más bonita y así poder ... olvidarme aunque sea un poco de ti.

Aún me acuerdo cuando paseabamos de la mano bajo las luces de la ciudad, y tu me dijiste ... algún día pasearás con tu novio justo por aqui, cuando tengas 21 años, como yo, y te acordarás de que hubo un chico que se llamaba Jose y fue tu novio ... fui tonta, exacto podreís intuirlo, yo me imaginaba con él, pero claro lo tendría que haber percatado ya, el destino no quiso que nacieramos para estar unidos, y yo me aferraba a todo lo que tu me hacias sentir, a la rutina ... así es como perdí el control de mi vida, de mis 5 sentidos completamente. Me nublé, no veía otra cosa que no fueras tu. Ni la veo ...

miércoles, 18 de mayo de 2011

Tabú

Jugemos a un juego, comenten palabras tabú.

Era él, era el momento justamente oportuno.

Hace ya varios años, cuando mi cielo estaba cada día aun más gris y las sábanas de mi cama sucias, empapadas y vacías de sentimientos bonitos, me decidí a salir un rato de mi rutina diaria que consistía únicamente en la soledad y el trabajo. Paseaba contenta por aquel parque al que solía ir, lleno de arboles, se respiraba un aire verdaderamente puro y divino, estaba en el momento preciso, el mejor momento del día viendo todo un poco más claro. De repente apareció el, cabello castaño, ojos verdes y un cuerpo que más de un dios hubiera deseado poseer. Se acerco con paso ligero hacía mi espalda y dio un suave toquecito que apenas note, pero que basto para que me percatara y me interesara por quien o que era lo que había sentido, pues desde ya hacía varios años que vivía en Milán y nadie se había interesado por mí, nadie me hablaba, cada uno tenía su mundo interno al que nadie ajeno podría acceder. Pues no lo sé, estaba intrigada y exhausta, sin aliento alguno. Así nerviosa y temblosa mi cabeza se giro lentamente, para que nadie pensara que estaba loca y había sido nada más que el viento. Y ahí estaba, era él. Me miró con aquellos pequeños ojos verdes.

domingo, 1 de mayo de 2011

Principes.


Sigo buscando una sonrisa derepente en un bar, una calada de algo que me pueda colocar, una película que consiga hacerme llorar.Cambiar un no me creo nada por te quiero chaval, cualquier escusa, una chorrada es buena para brindar, soltar en una carcajada todo el aire y después respirar.Sentirme como una colilla en tus labios al fumar, colgarme de cualquiera que le guste trasnochar, que inoportuno fue decirte ''me tengo que marchar'', pero que bien estoy ahora. No quiero volver a hablar de PRÍNCIPES que buscar, tipos que coleccionar, a los pies de su cama, tienes algo que he olvidado ya.

Inspirame.

Buscando una milésima de la inspiración que poseía meses atrás me di cuenta de que toda palabra que salia de mi boca con ritmo armónico, era solo el fruto de las mil sonrisas que me causaban el tenerte a mi lado todas las noches. Tu eras mi muso, mi fuente de inspiración, tal vez sea solo eso lo que eche de menos, el encontrar palabras para describir lo que siento, porque ahora estoy nublada, completamente ciega.

Mami

Cada mañana contemplaba desde el azul cielo a todas las mujeres de este mundo,  pues tendría que escoger a la que quisiera que fuese mi madre. Me dediqué fanáticamente a buscarte entre millones de mujeres, tenía que encontrarte, tendría que hacer todo lo posible para lograr encontrar ese ángel del que me hablaban las estrellas. Y ahí estabas,  recostada sobre una camilla blanca, te vi inquieta, gritabas fuerte, y esperabas ansiosa el momento de mi llegada. Me asuste al ver tu rostro tan cansado y sin fuerzas, lloraba persistentemente hasta que te miré a los ojos y me dije que por fin, había llegado, era el momento, eras tú, eras mi mamá, la que había estado buscando.  El calor de tus brazos calmaron mi llanto, ya eras solo tú la que lograría calmarme siempre, durante toda mi vida. Con ternura me alimentabas, y me enseñaste la manera en la que debía poner mi pequeño pie en el suelo para dar mi primer paso bajo tu mirada atenta y orgullosa. Mis primeras palabras fueron melodías en tus oídos y se inspiraron en cada frase divertida que me decías acurrucándome. Tus cuidados y amor incondicional me ayudaron a crecer fuerte, de la misma manera en la que crece una rosa cuando le ofreces la luz, el agua y el cariño necesario. Me ayudaste a apagar cada velita de mi tarta de cumpleaños porque sabias que mi delicado soplido era inapreciable. Tus abrazos y tus besos en la frente cuando yo temblaba de frío y estaba ardiendo me sanaron de cada mala situación. Gracias por escucharme, soportarme y gritarme cuando me lo merezco, porque aunque no lo creas se que lo haces por mi bien, lo sé de veras y te doy las gracias. Cuando me caía jugando me recogías y me sanabas la pupita ‘‘sana, sana culito de rana, si no te cura hoy se te curará mañana’’. Perdón por llegar tarde a casa, faltar a las promesas, no comerme toda la comida, gritarte e incluso insultarte, por encerrarme en mi cuarto y no querer escucharte, por mentirte y por mil cosas más. También como todas las mamas del mundo tienes tus días en los que te enfadas y es difícil llevarte la contraria y hay que tener mucho cuidadín, pero luego me pides un beso me haces una gracia, me coges de la mano y me quedo contigo. Eres la mamá más hermosa del mundo, la más dulce, más buena, especial, la más fastidio, llorona, gritona, y por todo eso y más por todo lo que haces día a día porque yo esté bien, por lo que haces por mí, y también por mis hermanos. Te tendré siempre a mi lado, y tú siempre me tendrás a mí, yo para ti y tú para mí. Pido perdón por tantas veces que te fallo, te hago enfadar, no 
te escucho y sigo mis pasos equívocos, perdóname y déjame darte las gracias por todo.

TE AMO 

                                                                                                                                   01/05/2011.